Un detalle puede arruinar tu fiesta de graduación.

dj para bodas

Hace unas notas pasadas se habló sobre lo bonito que son las graduaciones, digamos que solo del lado rosa y armonioso de todo, pero en esta ocasión quisiera tocar el antagónico de esta historia, porque mi graduación a pesar de que fue organizada con mucho tiempo y dedicación, la agencia que nos consiguió gran parte de las cosas se equivocó en algo súper esencial, ¡la música!

Aun cuando ya pasó un  tiempo, al escribir esto me siento muy enojada y hasta frustrada, porque a final de cuentas no nos solucionaron en el momento ni nos regresaron nuestro dinero, ni nada, bueno, les explicaré que sucedió, nosotros contratamos un DJ en específico, pero la persona de la agencia que tuvo que anotar y reservarlo al parecer sele traspapelaron las carpetas y nos rentó un Dj para bodas, de esta forma casi toda la noche tuvimos música para personas mayores de 30 años.

La situación se pudo mejorar un poco con forme avanzaba la noche, ya que, a la persona de la música le dieron en una memoria USB Kingston canciones que nos gustan a los jóvenes y nos pondrían a bailar como pirinolas, aunque al principio no sabía con qué estilo mezclarlas y darles el ritmo y seguimiento a cada una, pero un compañero que trabajaba como DJ en un bar los fines de semana subió y entre los dos prendieron la fiesta.

Sabemos que a nosotros no nos correspondía hacerlo, pero preferimos hacerlo a no tener un Dj para fiestas acorde de la ocasión, pues era la última vez que estaríamos reunidos casi todos los que compartimos miles de experiencias a lo largo de 3 años, así que ya saben chicos, si están próximos a organizar su graduación nunca estará de más ser más exigentes con sus proveedores, pues a final de cuentas se está pagando por un servicio que se debe de otorgar al 100 por ciento, no por fragmentos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *